viernes, 24 de abril de 2009

Tierra de libertad, Hogar de Valientes


Bienvenidos a la tierra de la libertad, Hogar de valientes!. Bienvendios seais!, pero no olvideis traer vuestro dinero!. Aqui, en la patria de los desheredados, las masas hambrientas de libertad encontrareis un sitio....trabajando como esclavos para vuestros amos ricos!.

No dejeis de pasar por nuestros parques de atracciones!, diversion para toda la familia!. Este es un gran pais...Si señor!, un sueño hecho realidad!, pero no olvideis traer vuestro dinero!. Hay ofertas de todas las clases, aqui todo esta en venta! , incluidos vosotros!.

Este pais, que fue forjado sobre la idea de que todos los hombres son iguales, hace honor a su nombre igualandolos a todos en la esclavitud. Que gran pais!, donde puedes tener un arma antes de poder votar, donde puedes conducir un coche antes de perder la virginidad legalmente, donde la mayor violencia esta permitida en la television siempre que no se suelte una palabra malsonante. Que gran pais este de libertades... el pais de los supremacistas arios, el pais del ku klux klan, el penultimo pais del mundo en abolir el apartheid, mirad que tolerantes!, mirad y aprended!.

No nos amais?, bebeis nuestros productos, hablais nuestro idioma, veis nuestras peliculas en technicolor!, no estais embebidos de nuestra cultura?. No es verdad que todo el mundo desde Seul hasta Djibuti sabe que somos los amos de la creacion?, porque no nos amais?. Miradnos, miradnos! nuestros cuerpos son perfectos!, nuestra vida es envidiable!, nuestro ejercito es invencible!. Somos los paladines del bien en la tierra, la policia del mundo.

Ganamos la guerra hace mucho tiempo. No podeis derrotarnos, ahora vosotros tambien sois americanos, pero no lo sabeis aun. En el cuerpo de cada uno de vosotros, imbeciles subdesarrollados, hay un americano ferviente deseando surgir, y alli estaremos nosotros para enevenenaros con sueños rotos, esperanzas vacias, y mentiras.

Todo aquel que no es de nuestro pais, desea serlo!. Envidiadnos!, no quieres tener un arma, chico? Smith & Wesson es para ti, amigo!, no te gusta?, quizas prefieres algo de Colt?, fuego automatico real, hijo!, solo en America, Ho, Ho, Ho!, Papa Noel tambien es americano!, tan americano como los perritos calientes y el pastel de manzana!.

Cultura, dices?, sabiduria y filosofia?, de que hablas?!?, tenemos DINERO! te compro tu sabiduria, no necesito tu filosofia para nada. Arte, historia, para que la quiero?, el mundo empieza y acaba con NOSOTROS. Asumidlo, viejos decadentes, este es el Rock`n Roll que mueve el mundo!, no os llaman el Viejo mundo por que si, sabeis? Tierra de libertad!, Hogar de Valientes!, no necesitamos saber mas!.

Pero como? no estas contento?,Protestas?, nos llamas fascistas, a nosotros? COMO TE ATREVES?!? no te das cuenta de que somos los buenos, los libres, los escogidos?. Entonces, si persistes, te incluire en una lista....., debes ser uno de los del Eje del Mal... te pondre junto a Hitler, a Stalin y a Bin Laden....y te bombardeare hasta que en tu pais solo vivan cucarachas fosforescentes. Convertire a tus hijos en esclavos, para que cosan balones, te asfixiare con una garra hecha de dinero, y convertire todas tus esperanzas en pesadillas. Vaya, parece que he exterminado a todos mis enemigos....parece que nadie puede oponerseme, que hago ahora?, dejo las armas?, No!, voy a crearme nuevos enemigos, que aun me quedan balas en la recamara....

Francia es un pais?, Canada es comunista?, España esta en Mejico?....que mas da?, mejor aun, a quien le importa?, somos Americanos!, somos omniscientes!, la realidad se dobla ante nuestra palabra!, el resto del mundo no importa, solo nosotros.

Y asi, en nuestro brillante y magnifico pais, donde si no tienes dinero te dejan morir a la puerta de un hospital superavanzado, donde te puedes pasar la vida trabajando que nunca seras millonario, donde las estrellas del rock ganan lo que todas las generaciones de tu familia no ganaran nunca juntas en un solo dia, donde tiramos a diario mas comida de la que se puede comer toda Africa, seras verdaderamente libre.

Declaranos la guerra!, ofendenos! nos da igual!, si no lo haces tu, acabariamos por hacerlo nosotros!. Somos los fabricantes de armas mas grandes del mundo, y hay que ganarse el pan!. Mis Tomahawk caeran sobre tus aldeas, mis fusiles atravesaran la carne de tus hijos, y luego, cuando estes realmente destrozado, aullando de dolor y ensangrentado....te vendere comida, te curare y te repondre, y te convertire en alguien libre....pero que no se te olvide quien manda aqui.

Un dia, y ese dia no ha de tardar mucho, exportaremos nuestra libertad a todo el mundo, nuestro imperio no conocera limites. Hace tiempo que vencimos, lanzamos nuestra guerra contra el mundo, una guerra comercial, una guerra de ideas, y perdisteis, ahora solo nos falta recoger los frutos de nuestra cosecha.

Y cuando lo hagamos, sera una victoria mas para la democracia, la libertad, y las armas automaticas.

Mentiras


En la literatura popular, hay cientos de historias de terror sobre volver de entre los muertos. Por ejemplo, una de mis preferidas es "Cementerio de animales" de Stephen King. En la historia, todo aquel que sea enterrado en una antiguo cementerio indio, vuelve a la vida, convertido en una bestia sin mente, odiosa y asesina. No importa cuanto amor repartiera en vida esta persona, no importa cuan hermosa fuera. Lo que vuelve de entre los muertos es una parodia repugnante y vil, hambrienta de carne y sangre.

Pues bien, sera que hay sabiduria popular tras estas historias, porque cada vez que asisto a la enesima resureccion de un movimiento que hace tiempo yace bajo una fria tumba, asisto de nuevo a un dantesco espectaculo. Me explico, yo admiro al Che Guevara. Si, es cierto, yo lo admiro, fue un heroe, un gran hombre, alguien con una inmensa vision y gran pasion por el genero humano, es una de las personas que mas respeto de toda la historia humana.

El comandante Ernesto Guevara "Che", fue ante todo un amante de la humanidad. Se me vienen a la cabeza muchas de sus frases, aunque entre mis preferidas esta la tesis de que "todo movimiento revolucionario esta basado en el amor", o bien el tan famoso "Mejor morir de pie que vivir siempre de rodillas". Fue un gran lider militar, un politico absolutamente brillante, un gran orador, y salvo de la tirania fascista a la isla de Cuba. No contento con tan tremendo gesto, intento llevar la libertad al resto de los pueblos de America latina, lo que demuestra hasta donde llegaba la grandeza de este increible ser humano. Como digo, fue alguien increible e irrepetible, un Alejandro Magno de nuestra epoca.

Y sin embargo, murio. Fue asesinado en Bolivia, fusilado como un perro. Su sueño fue traicionado por sus amigos. Aplastado por el todopoderoso dolar, y su ideologia fue adoptada por algunos de los peores asesinos de la historia, corrompida hasta la podredumbre espiritual. Si el despertara y viera en lo que le han convertido..... en que maniquea demostracion de consumismo se ha convertido su rostro, a que estigias profundidades han descendido sus ideales.

Igual que toda buena historia necesita un final, la del Che lo tuvo. Resucitar su espectro no es sino una infamia, una abominacion. El vivio en una epoca muy particular, en un contexto historico que planteaba las acciones que llevo a cabo. Su historia le demandaba. Ahora, su ideologia, llevada a la practica por seres de menor talla moral, se metamorfosea en grotescas y dolorosas caricaturas. Cuantos grupos terroristas se han envuelto en su bandera, blandido su efigie en pines, cuadros y pegatinas?, Cuantos asesinos fascistas se esconden tras su limpia prosa?, cuantos monstruos disfrutan avidos de la cosecha monetaria que sacan de exhibir atrozmente su cadaver?.

Dejadlo descansar....no sois dignos de ensuciar su memoria. Vosotros ya no sois obreros valientes que luchan por la revolucion libertaria. No sois ardorosos libertarios que tratan de salvar al mundo. Sois por contra todo aquello contra lo que el luchaba. Terroristas, asesinos, fascistas, criminales, extorsionadores. Sois la lacra de los pueblos, parasitos enconados que justificais la sangre derramada con vuestras falsas etiquetas de oprimidos.

Dejadlo dormir....que duerma el sueño de los justos, porque el se lo gano. Vosotros no podeis siquiera pensar en emularle. Vuestras hazañas no son sino causar dolor, espanto y muerte en el pueblo al que decis defender. De perros pastores os habeis trocado en malignos lobos que predan en los inocentes. Vuestras falacias hieden a fascismo, a muerte y a corrupcion.

Dejadlo ir....su historia es mucho mas que un adhesivo en una carpeta, que un poster en una pared. Vuestros mensajes de odio tan solo hacen que se revuelva inquieto en su tumba. Si decis admirar a este heroe y su obra, dejad de pervertir sus enseñanzas. Sois malvados, crueles y fanaticos, la antitesis de todo lo que el defendia. Si quereis honrarle, debeis desaparecer.


Dedico esta suplica a todo aquel que aun crea que el uso de las armas es la forma de imponer sus ideas. Persistid en vuestro error, si lo deseais, pero no mancheis su memoria con vuestras garras teñidas de sangre. Quitaos la mascara y sed sinceros, decid la verdad...todo lo que haceis, cada asesinato, cada bomba, cada tiro en la nuca, cada grito de odio...siempre ha sido por vosotros, nunca por el.

martes, 14 de abril de 2009

El Reino del Ocaso X (Epilogo) : " Despertar "


Esta sera la ultima entrada de El Reino del Ocaso, y servira a modo de apologia sobre la obra. El Reino ha sido una valvula de escape para sensaciones, miedos, odios y pasiones que campaban por mi mente desde hace mucho. Si bien el modo de expresarlas es barroco en extremo, y se camufla tras una cortina de palabras, el sentido es sencillo. Se trata de una reflexion sobre la sociedad occidental, el complejo militar-industrial, el consumismo, las artes, las ciencias.... pero tambien sobre mi lugar en el seno de todo ello. El germen de todo esto se ha planteado durante mucho tiempo, en conversaciones, en escritos leidos, a traves de experiencias vitales, de viajes, ya sea fisicamente o con la mente, tambien de sueños....y pesadillas.

Y la conclusion es simple. El desencanto y la maravilla. La decepcion cruel que muestran toda la panoplia de espejos de la sociedad. Fascinante en sus formas, pero vacua y sin sentido en el fondo. Es una critica a cada programa basura, a cada persona que vaga por la vida sin criterio, a quien desprecia la sabiduria y la filosofia, y a quienes ganan dinero con ello. Tambien sin embargo mi admiracion incondicional por aquellos heroes que dia a dia nos elevan, con su valor y su sabiduria, ya sean voces del pasado desde las paginas de sus obras, o valientes Paladines de la actualidad.

Yo creo que vivimos tras pantallas de miedo, y que por ello somos manipulados para enfrentarnos unos contra otros, para consumir, para buscar algo que finalmente no tiene valor. Se nos miente, se nos engaña, se nos etiqueta y se nos nombra...... Pero eso son solo ataduras, cadenas de convenciones sociales que nos impiden elevarnos sobre topicos y estereotipos. El ser humano es mas, mucho mas que estas etiquetas....estas son tan solo la punta de un iceberg que guarda la fortaleza, la voluntad y el poder que ostentamos. Reducir a una persona a "soy español, o... soy de izquierdas, o...soy bombero" no nos define, sino que nos constriñe, y mutila la capacidad de desarrollo del ser humano. Tambien reconozco que es mas comodo vivir en la semisombra calida que ofrece la masa. El no destacar, el no ser el clavo mas largo que espera el martillazo. Si, es cierto que aquel que desafia al sistema acaba ridiculizado, preso, o muerto. Pero tambien es cierto que se puede vivir siendo un Lobo dentro de nuestro Odiseo, y ser libre de verdad en cuanto a tus ideas. Uno puede preferir un esquema, u otro, estar mas o menos de acuerdo con una ideologia... pero hacerla tuya te destruye, cristaliza tu criterio. Es mejor, aunque mas duro, analizar con tu propia mente aquello que te filtran tus sentidos, y descubrir no La Verdad, sino Tu Verdad, siendo honesto contigo mismo, y dejando de lado prejuicios estupidos. Hay que leer muchos libros, todos diferentes y antagonicos, oir a los sabios, ver con los ojos y no con el corazon, y de los hechos, sacar tus propias conclusiones, leer entre lineas.

Yo nunca me fio de una persona que solo lee el mismo libro una y otra vez, porque siempre vera el mundo de la misma forma, y esa sera la del autor, no la suya. Yo tengo mi forma de ver el mundo, la vida, las pasiones y la sociedad, sera acertada o no, nadie puede ser su propio juez con imparcialidad. Pero no me disculpo....y no me arrepiento.

Agradezco a todos los que han tenido la paciencia de someterse a la dura prueba que es leer las entradas. Espero que mis oscuras metaforas, y mis sueños siniestros os hayan perturbado, porque de no ser asi, habran fracasado en su empeño. Seguire escribiendo..... mientras las palabras vengan a mi. Gracias.

domingo, 12 de abril de 2009

El Reino del Ocaso IX : "Reina de Corazones"

Tiene muchos nombres...., princesa oscura, Dama de la noche, Sucubo, Señora de los placeres innombrables.... Yo la llamo Reina de Corazones.

Siempre ha estado ahi, hija bastarda de la Dama y el Dios, concebida en una oscura noche de borrachera, esta maligna bestia de hermoso rostro llego a la existencia. De una de las mayores virtudes del ser humano, que es la sublimacion del Lobo pasional a las reglas de Odiseo para alcanzar una union solo equiparable al paraiso, se ha llegado a ella. La Reina de Corazones promete amor, pero solo ofrece carne, ofrece placer, pero solo atormenta el cuerpo. Un beso de sus labios untados de loto y el Lobo se postra, Odiseo balbucea, y el alma gime, prisionera de las pasiones.

La Reina, hija obediente, ha creado su propio imperio de sombras y sangre, vendiendo carne fresca de esclavos dispuestos en cada esquina, ofreciendo placeres fugaces a credulos Lotofagos. Es suya la garra de la adiccion, es suya la perversion de los sentidos, es suya la aberrante alienacion que lleva a la locura, a la depravacion al Lobo, trocandolo de noble bestia en engendro sangriento. En su nombre se alzan templos de purpureas telas, su imagen es vomitada a traves de la Telaraña y el Ojo de Hela, con mil veces mil caras distintas. La Reina no tiene forma, muta a traves de los deseos y las esperanzas. Es amante y princesa casta, monstruo y dominadora, niña, hombre y mujer.....Acariciando al Lobo con impudica desverguenza, mutilando su nobleza con gestos lascivos, la Reina acecha ansiosa para clavar su aguijon en el mundo. Y quien puede resistir su dolorosa picadura?, que hombre no siente su sangre arder ante su mero toque?. Cuando llega el frio momento de la ofrenda, y la Reina enseña burlona su afilada sonrisa, no pocos son los que dejan jirones de su alma en sus garras de alambre de espino. Todos morimos un poco ante su presencia, y aun es mas, que gracias a su tentadora imagen, el Lotofago da por cierta su pantalla de sombras, y pretende forzar el placer, subvertir la virtud, y matar el amor, en el crimen mas abominable de cuantos ha creado la humanidad.

Madre, hermana, hija, amante, titulos de los que se mofa la Reina, manchandolos con su impio beso. Rie caprichosa cuando el Lobo estupido, vano y cruel golpea a sus hijas. Se regocija lasciva cuando el Lobo se convierte en monstruo, y rompe la hermosa flor, el increible diamante de pureza y fe que es la confianza de una mujer. Se relame odiosa ante el dolor y las lagrimas de miedo, asco y autodesprecio en cuyos mares se anegan sus victimas. Monstruo y horror de todas las epocas, azote de la especie, Lilith terrible y oscura. Tus garras solo sirven miel ensangrentada, y tus besos solo saben a fango y rosas. Debemos desterrarte, pero la prision de tus padres solo favorece tu imperio, y temo, que oscura y salvaje, aun se te vuelva a ver cabalgando a la Bestia, y los Lotofagos, estupidos y suicidas, aplaudan mientras les arrancas el corazon. Pese a las traiciones, al dolor, al miedo y las noches en blanco, a las oscuras pesadillas y el horror de la soledad..... Nunca te ofrecere tu supremo sacrificio, y preferiria inmolarme en rabia y sombras antes que destruir la unica joya verdadera que mora el mundo. Si hay un motivo, uno solo!, para levantarse y luchar en el Reino del Ocaso.....ese es la confianza y la luz en una mirada de mujer.

El Reino del Ocaso VIII : "La Telaraña"

En el mundo antiguo, hubo un sabio de poderosa mente, que soñaba con un mundo paralelo compuesto de ideas, sueños, conceptos....Un lugar abstracto, donde los ideales estaban por encima de la materia y se accedia a la sabiduria con un mero pensamiento. Para el, el mundo mortal no eran sino sombras y ceniza. Pero este sabio no podia imaginar, ni en sus mas salvajes pesadillas, que tal lugar no solo fuera real, sino que se pudiera alcanzar. Los Paladines de la Dama Blanca, aupandose sobre hombros de gigantes, avistaron por fin el portal que llevaba a tal dimension, y usando su increible magia, abrieron puertas y empezaron a explorarlo. Al principio era un lugar frio, oscuro, sin luz, donde solo ideas y letras podian medrar. Los rituales magicos que abrian las puertas eran poderosos y arcanos, y tan solo bravos Paladines podian adentrarse en el. Mas tarde, se descubrieron nuevos caminos, y el mundo de las ideas se abrio a la luz, a las imagenes y a los conceptos. En esta nueva dimension se volco toda sabiduria, toda ciencia, toda luz de la civilizacion. Y esta red de cristal, esta telaraña de humo, abarco con sus redes a todo el orbe, alcanzando del joven al viejo, del sabio al lerdo, llegando a cada hogar, e infiltrando con sus filamentos todo.

No obstante, al mismo tiempo que se volco en tan diafano portal todo aquello de bueno que el hombre posee, tambien se vertio en el nuevo reino todo aquello depravado y despreciable que puede surgir de la mente humana. Pasiones vacias para el Lobo. Y asi, lo que en principio parecia un puente hacia la libertad y la sapiencia, se convirtio en una terrible prision para muchos, en uno de los ardides mas poderosos de la Dama. Los Lotofagos se agolpan en las ventanas que llevan a la Telaraña, y conmocionados por este mundo de pasiones gratuitas y sin freno, se vuelcan con ansia a fagocitarlo en sus negras mandibulas. La brillante telaraña se ha convertido en mercado fenicio, que vende brillantes imagenes falsas en lugar de carne tibia, que lanza mentiras como la pura verdad a cada paso, y que atrapa en sus redes a los debiles de voluntad, para convertirse no ya en una herramienta de iluminacion, sino de condena. Tambien el Dios ha extendido su codiciosa garra al reino, apabullado por la miriada de posibilidades. Es en este lugar donde El, un ser de humo y espejos, puede moverse con mayor libertad, donde posee su avatar definitivo. Tambien es un circo a la usanza de antiguos imperios, que distrae a los Lotofagos en ejercicios de futilidad, causas perdidas, y vanas sombras de teatro.

Cada Lotofago que es atrapado en este lugar es un punto mas de apoyo para el dominio de Hela, que ya era suprema señora de esclavos gracias a sus hipnoticos ojos....Ahora no solo se oye su voz y se ven sus mentiras, tambien se permite, en un alarde de hipocresia, la respuesta. Aun asi, ni la Dama ni el Dios han visto su terrible error, y es simple, tan dolorosamente claro como una carta sobre la mesa, oculta a plena vista. La Telaraña es indomable, y meros hombres, antiheroes del Reino, han podido gracias a ella, competir con la Dama, sojuzgarla, burlarla y derrotarla. Ella sonrie confiada en su Torre de Marfil, pero una leve arruga de preocupacion marca la mitad bella de su rostro. Habra, por fin, dado un paso en falso el monolito invencible de su imperio?, habra puesto el cincel de la libertad en manos de sus esclavos?, la Dama piensa gravemente en esto.... y duda....y teme.

sábado, 11 de abril de 2009

El Reino del Ocaso VII : "Lobos a las puertas"

Mas alla de los muros de Acheron, en la tierra de Nod, moran Lobos. Tiempo ha recibieron la visita de la Diosa, y sus Paladines les sojuzgaron, quemaron sus hogares y salaron sus campos. Mientras la Bestia paseo por sus campos, temieron, y se refugiaron en escondrijos oscuros. No fue sin embargo la destruccion de la Bestia tan grande como el dolor que causo el Dios en ellos. En Acheron, el Lotofago adora al Dios, preñado de sus dones, ahito de los besos de la Dama. En Nod no ocurre asi. Cuando la Bestia retiro sus garras de las tierras, los lobos surgieron de sus agujeros, ardiendo de resentimiento, odiando con fria rabia a sus agresores. Que habian hecho ellos para merecer semejante embestida?, por que los paladines inevitables flagelaron con sus azules espadas sus campos?, y, sobre todo.... por que la Dama les ha vuelto la espalda, negandoles sus dones?.

En los brillantes campos de Nod, donde el sol martillea las sienes, antaño moraban tan solo las tribus de lobos, y magnificos tigres se movian en la espesura. Hogaño la espesura ha sido talada y arrancada, el tigre cuelga destripado de los salones de Hela, y vampiros de metal roban, con incesante cabeceo la negra sangre del mundo en dolorosas embestidas de ambiciosa crueldad. Los mas ancianos de entre los lobos se reunieron, y no entendian que oscura bestia moraba en el alma del hombre blanco. Por que iban tan deprisa?, por que no se detenian ante nada?. Cuando uno de sus Paladines moria, diez mas venian, si diez caian, cien los sustituian. Son invencibles?, se preguntaban los agotados lobos en sus hogueras. Que terribles Dioses son estos que traen, para sustituir al viento, al mar, al desierto y al tigre?, no cumplen su palabra, se traicionan entre ellos y a los demas, dividen, mutilan, cambian, transforman, desvirtuan y matan. Todo en nombre de su Dama Blanca. Y lo peor es que hay gente entre nosotros que empiezan a tener la blanca telaraña enferma de la Diosa cubriendo sus corazones de Lobo. Como podemos luchar?, la respuesta es sencilla. No podemos.

Asi los lobos empezaron un exodo desesperado para llegar a Acheron, para mudar su piel por la telaraña de Hela, creyendo las falacias que les contaron los Paladines sobre igualdad, fe y abundancia. Pero solo chocaron con los tres muros y sus guardianes. Incluso aquellos que los atraviesan, con audacia o con ingenio, solo se condenaron a morir bajo las ruedas de Acheron, o a desparecer entre los mil colmillos de sus eternas noches. Tanto es asi, tan terrible el dolor y la humillacion, que de entre los lobos arraigaron Idolos falsos, los antiguos estandartes de la Diosa que se negaban a morir tras la ascension final del Dios de papel. Y estos falsos mesias, estos monstruos, convencieron y envenenaron a los Lobos de Nod, tan eficientemente como a los Lotofagos, y declararon una amarga guerra contra Hela, envidiosos y amargados por su desprecio. Y asi, la Dama y el Dios de papel, satisfechos de su ardid, brindan con sangre, roja de vida la copa de Hela, Negra de muerte el jarro de El, dichosos al comprobar que el Ouroboros continua mordiendo con saña su cola, atenazado por el miedo del que se alimenta, con la Bestia regocijada al ver nuevas presas en su punto de mira.

Los lotofagos temen a estos lobos negros, que moran en tierras barbaras, y sin embargo en ellos esta su salvacion. Es en estos lobos, en su sangre pura y sin corromper donde se podria llegar a transformar Acheron en un vergel. Son los lobos los que pueden cambiar las reglas del juego del Dios de papel. He aqui que no vemos una lucha de clases, ni tan siquiera de razas, ni de civilizaciones. He aqui que asistimos sobrecogidos a la mas terrible de las guerras, la del pasado decadente luchando feroz, con garras y colmillos para no ceder el poder al futuro brillante u oscuro que se avecina. Todo ello se mueve por el miedo. Ellos nos temen, nosotros los tememos. Es en los leves puentes que se forjan entre mundos, en estos portales a nuevas dimensiones donde se planta el germen de un nuevo orden. Donde el languido esclavo lotofago sale a la luz del sol, y donde el lobo inculto y terrible atemperara su alma con la suave luz de la torre de marfil.

Fusion y mestizaje, hibridacion ante pureza. De estos nuevos hijos de lo viejo y lo nuevo podra crearse un futuro de esperanza......o de condenacion.

viernes, 10 de abril de 2009

El Reino del Ocaso VI : "Acheron"


En el corazon del Reino del Ocaso hay una ciudad, hecha de hierro negro y cristal afilado, perfilada con el rumor de la niebla y el pesado caer de la nieve. La ciudad toma su nombre del antiguo rio que sirve de frontera al infierno. Al igual que el impio cauce, cualquiera que cruce sus limites pierde su albedrio, su libertad, y su consciencia. En Acheron, los Lotofagos vagan merced a extraños rituales, viven y mueren sin salir de sus confines. La surcan rios de negra piedra, sobre los que cabalgan monstruos de ojos ardientes. En sus torres ciclopeas, fuegos fatuos alumbran ordenes para los subditos de Hela, la noche nunca llega, y las estrellas son esclavizadas por nebulosas garras. En Acheron no hay miedo, no hay esperanza. Es un cementerio donde los cadaveres bailan ritmos constantes y precisos, donde el ritual lo es todo, y nada puede escapar a la mirada de la Diosa. Por doquier despuntan templos al Dios de papel, estatuas impudicas bajo las cuales se ofrecen ofrendas. Se compra carne en cada esquina, viva y muerta. Mil reclamos estridentes, mil gritos a los sentidos, luces en cada sombra, y sombras en las luz. Telaraña de contrastes, colmena de abejas enfermas, prision de cemento y lapida cruel.

Las agujas de Acheron rasgan el cielo nocturno, hiriendo el enfermo firmamento, que se desangra en eternos jirones de nieve blanquecina sobre la desdichada ciudad. El blanco sudario no paraliza a las determinadas hormigas que pululan por sus calles como gusanos por un cadaver, sin orden ni concierto.

Oh, ciudad eterna!, triunfo de Hela, templo del Dios, tu que forjas los muros de nombres, en cuyas entrañas se hace culto al Dios!. Nido de toda maldad, cobijo final del Lotofago!, eres como un ataud con los clavos sueltos. Tu hedor no puede ser contenido en tu negra urbe, y derramas la miasma de tu descontento al mundo. Como una trampa mortal atrapas con luces de humo y espejos a cuantos te observan desde lejos, y cuando se acercan, extiendes tus frios dedos sobre ellos. Las argucias del Dios te traen presas desde lejos, cuando sus hogares son arrasados. Y estas gentes, peregrinos cansados, pronto mueren en tus calles, llenas de depredadores. Monstruosos envenenadores, traficantes de carne, vampiros de sueños, sacerdotes del Dios de papel, fallidos engranajes de la Bestia..... la noche tiene mil colmillos en tu seno.

Pero tambien tus salones de alabastro encierran toda luz. En tus confines se encuentra la sabiduria suprema para aquel que la busca. Placeres e imagenes sin par se dan entre tus muros. Todo bien, toda justicia, todo amor emana de ti, transportado por el aire, como un virus, por el ojo de Hela. Cruel espada de doble filo, que corrompe al debil para hacer mas fuerte al fuerte. En este bosque de neon, en esta colina de cristal, solo el lobo puede sobrevivir. Y no es paradoja que en el corazon del imperio, donde Hela reina, solo aquel que desate su bestia puede vencer?, no es una triste broma que el arbol de la vida produzca frutos venenosos?. Ironias del destino. Amarga y dulce, fria y hermosa, amante y cruel, en tu seno la carrera de la vida toma un sprint suicida. El tiempo no existe, y cuando la nieve se infiltra en tu cabello, apenas crees que no haya sido todo un breve instante. Te amo y te echo de menos, oh Acheron, ansio aullar en tus cumbres y vagar por tus calles al anochecer.

jueves, 9 de abril de 2009

El Reino del Ocaso V : "Paladin del Orden"


He aqui a los caballeros de la Dama Blanca, a los meros hombres que desafian a Dioses barbaros y hollan los turbios pantanos mas alla de las fronteras del Ocaso. Sus nombres son muchos, y cientos de ellos han perecido tras los muros en aras de la civilizacion. Algunos eran nobles almas, buscadores de fronteras y rompedores de reglas, romanticos incurables que trataban de llenar su ansia viajera e imprimir en sus ojos imagenes de mundos primigenios. Otros tan solo eran terribles traficantes de muerte, agentes del Dios de papel, que caminaban con sus herradas botas sobre los tronos de la tierra, conquistadores y destructores. A ambos tipos de hombre debemos nuestro poder. Que singular epoca fue aquella tan prodiga en legiones de caballeros extraordinarios, aquellas fronteras sin trazar, esos mares sin surcar, esos pueblos virgenes de presencia civilizada. Que tiempo de maravilla y conquista, de pesar y desdicha, de triunfo y desolacion fue aquel.

No todos necesitaron cruzar las fronteras del Reino para explorar el mas alla. A algunos de ellos les bastaba con expandir su poderosa mente hacia mundos extraños, catapultando su consciencia a otros tiempos, pasados, presentes y futuros. Necronautas que viajaban en el pasado, hablando lenguas muertas y escuchando leves fantasmas de imperios caidos. Viajeros astrales que descifraron la musica de los numeros que es la cohesion del universo, haciendo ecuaciones con la vida misma. Soñadores valientes que imaginaron el infierno, el cielo y todo lo que se halla bajo el sol. Coleccionistas implacables que no se detenian ante nada para poner bajo su lupa el mundo entero. Magos de sangre que retorcian el orden natural para burlar a la muerte. Alquimistas severos cuya mente consiguio pulverizar la piedra. Todos ellos inevitables hombres blancos.

Tales hombres no son posibles a dia de hoy. La Dama se ha vuelto mas inflexible, mas rigida, e impide locas aventuras que amenacen su hegemonia. El desencanto envuelve las almas mas valientes, y ya no quedan fronteras fisicas que atravesar. Ahora tan solo nos queda el camino del alma. La afilada esgrima de las letras, ese atroz oficio de samurais que consiste en poner sobre blanco las negras tripas de tinta. Cada vez que buceamos en ese universo platonico de conceptos que es la imaginacion, atrapamos una idea como un raro y preciado talisman, y lo exponemos al ansioso publico, es un destello de triunfo que arrancamos al esteril Reino del Ocaso. Cada vez que con la espada de nuestro ingenio atravesamos de parte a parte la Hoja en Blanco y derrotamos al demonio del ridiculo, estamos plantando banderas de esperanza en las costas de la vida.

Grandes son los ardides de la Dama, incontables las trampas del Dios de papel, y sin embargo, un escritor, simple mortal, puede aplastar tan increibles enemigos con unos gestos de su mano. Puede dar una libertad condicional a los lotofagos que se arrastran bajo el yugo social, dotandolos de alas de ilusion que les permiten volar lejos del Reino del Ocaso. Vagan a miles por las paginas de libros, sostenidos por las voces de un narrador, atrapados por el instante congelado en el tiempo que es una fotografia, aturdidos por los colores cegadores de un cuadro impresionista. Sin reglas, sin ambages, tan solo emocion natural, apartada del obtuso loto consumista. Que hermoso es poder refugiarse en esos mundos cuando te cansas de luchar, y que tremendo orgullo inflama tu pecho cuando alguien se refugia en el tuyo.

El Reino del Ocaso IV : "Lotofagos"


El Reino del Ocaso es un reino de sueños, un narcotico paraiso pleno de felices durmientes, ahitos de libar dulces nectares de exito. Uno de sus ciudadanos puede pasar toda su vida sin necesitar salir nunca de su habitacion, sin tener que moverse, sin ansiar ni esperar nada. Gracias a la tela de araña de la Dama Blanca, a la munificencia de los dones del Dios de papel, y al ahogamiento del lobo primario entre empalagosas y azucaradas arenas movedizas, el Lotofago ha alcanzado por fin la felicidad, por la via del abandono y la ignorancia.

Por que, se pregunta muy legitimamente el lotofago, deberia luchar por nada?, tengo todo hecho... Por que deberia ansiar algo abstracto? mi cuerpo fisico esta cebado y henchido de placeres sin fin..... Y asi, estas larvas abotargadas, estos temblorosos budines de blanda carne y aun mas blandos espiritus, devoran ansiosos su racion diaria de opio, supervisados atentamente por la tetrica mirada de Hela, presta a aplastar cualquier clavo que sobresalga. A estos seres, esclavos de sus sentidos, cautivos de sus emociones, ningun misterio les conmueve, ningun odio les arranca de sus divanes, nada les corre por las venas salvo dulce y densa miel. Y asi, satisfechos en su pequeña prision sin paredes, sueñan.... En sus delirios tienen atisbos de conciencia, porque, pese a ser deformes ruinas de seres humanos, aun tienen algo de lobo en su interior, y se preguntan, y piensan, y rumian que algo no va del todo bien.....Es esta desazon, esta privacion de emociones, este lento vagar sobre las aguas tranquilas del mundo lo que les hace ser tan tristes. Deberian estar satisfechos, no es asi?, segun sus criterios si, claro. Entonces.... por que hay tanta infelicidad?, por que la gente no duerme satisfecha sin recurrir a la quimica?, por que dudas y terrores corroen sus vidas hasta que mueren?.....

Y cuando dudan, y piensan algo no marcado por el patron del reino, la Dama Blanca enarca una osea ceja y responde, mandando a sus legiones a investigar. En caso de una infraccion menor, tan solo se reeduca al revoltoso, dandole un leve azote de realidad consensuada que ridiculiza sus preguntas y banaliza sus temores, devolviendole suavemente al redil a la hora de comer. Cuando el crimen es algo mayor, y la larva pretende construirse una crisalida desde la que poder volar, La Dama llama a su Consorte, el Dios de papel, que compra, desvirtua, fagocita y escupe cualquier corriente de pensamiento alterno. Rebelion?, no puedes rebelarte....es que no te das cuenta de que ir en contra mia es ir en contra de la vida, el amor y la justicia?, y asi, el anomalo insecto vuelve a su celda a cielo abierto, consume obediente su racion de narcoticos y atiende hacendoso el altar reflectante de su señora, se llena los bolsillos de ofrendas de papel, y calla al lobo a base de sus venenos favoritos. Ya no duda, ya no teme, esta completo e integrado...... es feliz.

El verdadero triunfo de este sistema es que no habla a nuestro Odiseo, ni tan siquiera a nuestro Lobo...., tan solo se comunica con nuestro Reptil primario, alimentandolo, saciandolo, durmiendolo, acariciandolo.... dandole el sentimiento de manada e integridad que necesita, guiandolo hacia sus designios suavemente y sin prisas. La Dama es eterna, y puede permitirse esperar mientras sus adoradas larvas se revuelcan desasosegadas...pronto se cansaran de retorcerse en su tela, y esperaran pacientes a que les drenen la vida para engrasar los mecanismos de su torre.

Vidas pequeñas... si te acercas lo suficiente, casi puedes asombrarte oyendo su incesante y musical parloteo, su magnifico e infimo teatro de humo y espejos, su zumbido de colmena banal. Como los miticos monos marinos, que al contacto con el agua nacian, estos obesos tritones perecen asfixiados cuando los separas de la blanca ubre de Hela, cuando vacias su pecera de autocomplacencia. En su mayoria, claro.... tambien estan aquellos que, sacrificando su vida de zangano encumbrado, salen a la dura realidad, mas alla de los confortables muros que protegen las fronteras del Ocaso, y viajan a nuevas y extrañas tierras donde el sol duele, los animales no huyen sino que atacan, los hombres son fieros y los colores mas vivos, sin tamizar por el proteico ojo de Hela. Muchos mueren tambien ante este shock, incapaces de sobrevivir en la tierra de Nod que existe mas alla de su gelido Eden. Y aun hay uno entre miriadas que, hollando con su pie desnudo la ardiente arena de este barbaro Sheol, se enamora del fuego, conmueve su vista con los acidos colores de la vida, desafia a los hombres fieros, se defiende de animales salvajes y no cubre su palida tez del sol, sino que lo enfrenta, sin miedo a ser cegado.

Pero son tan pocos.....tan pocos....

El Reino del Ocaso III : "La bestia"



Hay un monstruo que mora en el reino del hombre. Una criatura feroz, terrible y hambrienta. Aunque ya se la conocia en la antiguedad, y sus dentelladas mordieron crueles las tierras del hombre, nunca hasta la centuria que marcaba la muerte del milenio habia sido una pandemia. Sus garras tenian siempre la correa de la virtud humana, y aunque algun mordisco escapara de sus terribles fauces, nunca antes de este siglo pasado habia escapado este oscuro Fenris de la presa de Tyr.

Pero hacia la mitad del siglo, El Dios de papel se sintio amenazado por otros monstruos tan peligrosos como el, uno fue la locura de un pastor genocida hinchado de odio, que conducio a su rebaño por la torcida senda del odio y el miedo. Su avatar era una cruz gamada, robada de dioses amables del este y corrupta para simbolizar el terror en estado puro. El otro fue un sol naciente, rojo de sangre y furor imperial, hambriento del sacrificio de sus hijos en pos del vano honor. En las terribles forjas del imperio se fraguo al monstruo, para hacerlo invencible. Se engraso con sudor, sangre y lagrimas su diabolica maquinaria, se forjo uniendo de forma antinatural y grotesca la carne, el acero, la sangre y los cables, creando a este Behemoth de hierro estigio, a este Leviatan de acerados dientes. Le dotaron de muchas cabezas, que hambrientas pedian su racion de sangre, le afilaron amorosamente las garras con esperanza, y liberaron por fin a su terrible bestia contra sus enemigos.

Vencieron. La Bestia era inmortal e invencible, y ni todo el poder del falso pastor, ni toda la abnegacion de los vientos divinos pudieron derrotarla. De sus mandibulas surgio el poder supremo, el antivida, la fractura del universo, y ya nadie podria derrotarlo nunca mas.

Al termino de tan mortal conflicto, sus padres intentaron encerrarlo de nuevo en su jaula, pero sus cabezas de afilados colmillos les mordieron, y manifestaron con terribles aullidos su hambre insaciable. Asi pues, al descubrir los sacerdotes del Dios de papel que su creacion no les obedecia, y que si no hacian algo acabaria por consumirles a ellos, comenzaron a ofrecer sacrificios a la bestia. Primero buscaron otro monstruo, uno hecho de ideales traicionados, de promesas rotas y estrellas rojas, un Oso cavernario, sangriento y terrible surgido del glacial este. Luego, reconociendo que la lucha directa podria destruirles, los sacerdotes del Dios de papel plantearon un macabro juego de ajedrez sobre el mundo, con los hombres como peones, y envenenaron la mente de los reyes y los sabios de todo el orbe. El Oso sangriento respondio en igual medida, y se inicio un frio conflicto sin horizontes y sin mas reglas que la del engaño.

Los agentes de la bestia, cual incubos malignos, viajaban por todo el mundo, susurrando a los oidos de reyes y hombres promesas de inmortalidad, sueños dorados y vanas esperanzas. Avivando con su negro acicate el lobo cruel que mora en el alma humana, consiguieron enfrentar al hermano con el hermano, al padre con el hijo, al amigo con el amigo, en una guerra sin tregua y sin fin, en un choque entre dos imperios monoliticos.

Tal batalla siguio durante largas decadas, hasta que, el Dios de papel, harto de que alguien le desafiara, decidio tomar parte en el asunto, y propuso una carrera a sus enemigos. Una carrera suicida, atroz, pero en la que no podian dejar de participar. Y asi, la lenta tortuga del alba se enfrento a la dorada liebre del ocaso, perdiendo la carrera a diferencia de sus fabuladas contrapartidas. En su convulsion, el Oso cruel y sus sacerdotes, renegaron de su herejia y se abocaron con ansia a la adoracion del Dios de papel, condenando a sus subditos al hambre, el frio, la muerte y la desesperanza. Triste destino para orgullosos y vallientes siervos, que tanto han sido zarandeados en el ultimo siglo. De la muerte del terrible Oso, surgio una sucia anciana de dientes dorados, que prostituye a sus hijas y convierte a sus hijos en monstruos para poder libar del hinchado pezon del Dios de papel.

Pero claro, no podia todo acabar aqui. Un muro caido o un telon rasgado no podia ser el fin de la Bestia, asi que buscaron mas monstruos, y al no encontrarlos directamente, los crearon de entre los barbaros que moraban mas alla de sus muros, de entre los hijos bastardos de la guerra fria. Los mimaron y armaron, para luego abjurar de ellos y combatirlos con decision. Y en un ejercicio de suprema hipocresia, se sorprendieron cuando el nuevo y fanatico monstruo les mordio la mano y destruyo con un cruel ardid el mayor templo del Dios de papel.

Todos los hijos del Dios se lamentaban, pero este sonreia, porque el nuevo desafio le permitia alimentar a su bestia, y anexionar nuevos reinos para complacer a su Blanca Dama. El Reino del Ocaso no tiene fin ni fronteras, y cualquiera que se atreva a desafiarlo no puede sino caer ante el plumbeo martillo de su Bestia. No hay descanso para el malvado.

El Reino del Ocaso II : "El Dios de papel"


Con tu rojizo brillo dorado de sangrienta civilizacion te imagino. Henchido de orgullo por las ofrendas que te hacemos, sorbiendo hastiado la negra sangre del mundo. Ofrendas de carne y sangre, miles de vidas consumes como un Moloch desencadenado. En la noche de los tiempos te invocamos, y entonces eras debil, apenas un pequeño diablillo aterrado ante la voz del hombre. Durante largos evos moraste en sombras, refulgiendo tan solo en oscuras camaras, adorado por tus avaros sacerdotes. No fue hasta que llegaron tus verdaderos hijos que alcanzaste la madurez. Estos ambiciosos insensatos soltaron tus cadenas y expusieron al mundo a tu terrible luz falsa, haciendolos alejarse del sol. Frotaron tus dadivas, para que de dos surgieran tres, de tres cinco, de cinco diez, mas, mas, siempre mas. Como un parasito gusano que te alimentas del alma humana, quebraste voluntades, compraste vidas, pagaste el precio de la virtud y te mofaste de la justicia.
Estos hijos tuyos de pleno derecho descubrieron que si te llevaban en volandas, si expandian tu macula, podian temporalmente calmar su hambre por tus dones. Y se dedicaron a esa tarea con toda la fuerza de su corazon. Arrastraron por el fango a tus antiguos sacerdotes, que te atesoraban egoistamente, te arrebataron de las manos de los justos, que no merecian tu impio toque, y liberaron a un mundo inconsciente un mal como nunca fue conocido.
Tus hijos no podian saber que estabas vivo. Todos creian que estabas bajo control, y asi, ufanos se paseaban contigo bajo el brazo, con tu brillo encantando sus febriles ojos. Hicieron oidos sordos a aquellos que les advirtieron de tu maldad, ridiculizaron y destruyeron a cualquiera que abogara por tu exterminio, y su locura tan solo te hizo crecer, en poder y en maldad.
Porque estas vivo. Posees una suerte de consciencia parecida a la de un parasito, que busca alimentarse a toda costa. No te importa arrasar reinos, destruir civilizaciones, cometer genocidios, y tus dorados estandartes de abstractos simbolos se desplegaron en consecuencia hasta el ultimo confin. No tienes mas avatar que tristes simbolos de papel, que ridiculos trozos de metal, pero aun y asi, nadie osa ofender tales muestras de tu poder. En tus templos moran sacerdotes que dominan tu terrible lenguaje para hacer tu complicado culto. No hay quema de brujas para ti, porque seria tanto como un suicidio. Te has infiltrado tanto en el alma humana que puedes corromperla con tan solo un leve gesto.
Aun y asi, hubo quien te planto frente, hubo quien creo monstruos de terrible mirada, forjados con corruptas cruces torcidas y vanas herramientas humanas, idolos falsos y monstruosos que amenazaban tu hegemonia. Y los gurus de estos simbolos, abominaban de tu presencia, en favor del simple poder, demostrando que no es importante poseer tu avatar, demostrando que hay puentes hacia tus dones, robando tu victoria.
Por primera vez en tu existencia, sentiste miedo, y lo convertiste en rabia, estabas tan furioso!, susurraste inquinas en los oidos de tus hijos, para que crearan un monstruo, un arma invencible que te pusiera a salvo, un terrible antidios que destruyera a tus rivales. Tus hijos sacrificaron millones de vidas para crearlo, puliendo amorosamente cada afilado colmillo de acero, alimentando con sangre cada uno de sus ardientes fuegos de industria, acorazando de indestructible acero y piedra su piel. Y este demonio de carne, metal, sangre y cables se alzo magnifico y terrible sobre la capital de tu reino, y rugiendo furioso acometio a tus enemigos, destruyendolos.
Exultante en tu triunfo te diste cuenta de algo, no obstante, la bestia no queria volver a meterse en su jaula, y debias alimentarla. Tus hijos mueren generacion tras generacion para calmar su hambre, mientras suspiran por las migajas de tu mesa. Ahora eres realmente invencible, compartes altar con la Dama blanca y la bestia, en un infernal triunvirato que hace macabra burla del Jehova cristiano. Tus sacerdotes pueden con una sola palabra condenar a un pueblo al hambre, destruir montañas, arrasar bosques, y hacer marchar al sol de tu flauta maldita a todas estas ratas inconscientes que, como lemmings vamos impulsados por inercia y costumbre a tu abismo sin fondo. Y tan solo eres una idea!, un concepto, tan leve que si lo susurras deja de existir!, como puede un Dios de papel, con pies de barro y mascara dorada causar tal adoracion?, no hay otros culpables mas que nosotros, al fin y al cabo, somos tus hijos y herederos, tus sacerdotes y adoradores.
Reina triunfal pues, dorado idolo de masas, seduce con tu vano brillo las almas humanas haciendolas llegar a su condenacion, manten al mundo pendiente de tus oraculos y de tus caprichosos cambios de humor. Pon precio a la vida, el amor, la muerte y la razon. Sabete imbatible en tu imperio jalonado de cadenas doradas mientras pagas la cuenta de la Dama Blanca y recibes caricias de tu cancerbero. Ganaste la guerra hace mucho, mucho tiempo, y no hay nadie que se te vaya a enfrentar. Sic semper tiranus.

El Reino del Ocaso I : "La Dama blanca"



"Oh, altiva diosa de niveo alabastro!

señora cruel, de marfil el rostro adusto,

brille por siempre tu terrible astro,

muestranos serena aquello que es justo.


Tu frio reino guardan ferreas legiones,

de tu yermo vientre solo el miedo surge,

de seres sin alma llenas tus regiones,

hambrientos lotofagos a los que morir urge.


En tu blanca torre de acero moras serena,

guarnecida imbatible por hierro y cristal,

bajo un gris cielo que llora su terrible pena,

sabiendose complice de tan terrible mal.


Quien, del terrible abismo estigio te invoco?

que loco irresponsable ejercio de Pandora?

a quien tu terrible y fria belleza subyugo?

que precio impio pago aquel que te adora?.


Tus inevitables emisarios las sendas borran,

matando caminos, segando vidas no afines,

cantan oscuras alabanzas que en tu nombre honran,

azules espadas de miedo portan tus paladines.


Y asi, aracnida en tu delicada red de espejos,

tus altares son ojos que invaden todos los hogares,

observas con desprecio tu hormiguero desde lejos,

ries siniestra dejando un eco en todos los lugares.


Esta amable y fria cara nos legas a tus subditos,

mas otra siniestra y oscura reflejas a extraños,

de negra muerte vistes fuera de tus pulpitos,

vacia y hambrienta desde hace incontables años.


Es tu cara putrida y vacia la mas sincera,

tu monstruosa mitad para barbaros terror,

es tu azul mirada de muerte la ultima frontera,

es en tu siniestra garra donde mora todo horror.


Ninguna iniquidad ni maldad te es ajena,

tanto es asi que hipocrita tu luz a otros niegas,

y destruyes cuanto tocas sin atisbo de pena,

aun cuando sin esfuerzo tus bienes a todos legas.


Y no puedo no obstante sino adorarte,

terrible madre, dulce amante, sabia maestra,

aquel que dichoso en tus labios desea besarte,

el brillo indigo de la muerte en sus labios muestra.


Tu amante y gris Paladin de frio orden soy,

sin tregua y sin duda tu albo imperio guardo,

visto de duro ebano, creyendo saber donde voy,

blando tu azul espada mientras de justa ira ardo.


Pero un dia vi tras tu nebuloso y frio velo,

tu putrido miasma corrupto mi vida marco,

atisbe tras tu marmorea mascara de hielo,

y en roja rabia mi azul resolucion se troco.


Ahora dudo de ti, cansado de tus engaños,

aun a mi pesar te amo, fiel, dolorosamente,

no puedo vivir sin tu opio tras tantos años,

y te defiendo taciturno, conscientemente.


Oh altiva Diosa de niveo alabastro!

señora cruel,de marfil el rostro adusto,

brille por siempre tu terrible astro,

muestranos serena aquello que es justo."
He aqui un canto de alabanza a Hela, mi particular avatar de la civilizacion occidental. Amada y odiada por mi, soñada y temida, tan solo me declaro un pobre lotofago con sindrome de abstinencia que, resuelto a sufrir, decide vivir fuera del sueño. Te odio con toda la fuerza de quien se sabe preso en tus redes de seda, y te amo como beneficiario de tus artes y placeres. Eres una zorra caprichosa y cruel, pero te quiero.

miércoles, 8 de abril de 2009

El Reino del Ocaso (Prologo) : "Monstruos"


Todos hemos pasado largas noches en vela temiendo a estas criaturas. En el corazon de cada uno se han arrastrado, como moluscos negros que dejan frios rastros de su baba indeleble en nuestra mente. Los vemos por el rabillo del ojo, demasiado rapidos para enfocarlos, burlandose de nuestra razon, arrastrandose tras cortinas de humo. Unos ojos maliciosos que observan desde debajo de la escalera, ansiosos por nuestra carne y sangre. El brillo siniestro de una sonrisa afilada atisbando tras un espejo sucio. El roce chirriante de unas garras contra la pizarra inerme de nuestra cordura. El leve olor a moho, podredumbre y muerte tras un aroma familiar.


El hombre del saco, en toda su terrible extension, que es espanto de infantes y adultos. Mutando su apariencia para aterrar a cada cual, como el mitico Doppelganger germanico, aun aferra esa parte de nuestra mente reptiliana y a veces, la retuerce con fuerza, disparando el instinto de huir o luchar, poniendo a prueba nuestra supervivencia de una forma primaria, atroz, cuasi dolorosa.


El miedo a lo desconocido es una emocion tan primaria, tan elemental, que una imagen que porto impresa en mi mente a fuego es la de un grupo de seres pre-humanos, en la chthonica noche de los tiempos antes de la historia, alrededor de una hoguera. Sus miradas bestiales desencajadas de terror, arrebujados sus nervudos brazos en torno a sus mantas mientras fuera de la frontera protectora que marca la luz se arrastran horrores innombrables. Siempre que sueño esta imagen los veo no mirando al fuego, sino de espaldas a el. Observando con espanto creciente la oscuridad que les acecha, esperando el ansiado amanecer que los librara de la pesadilla nocturna.


No obstante el hombre, inevitable siempre frente a todo, descubrio un metodo para derrotar sus miedos. Dicen que un dios tuerto del frio norte se colgo cabeza abajo de Yggdrasil durante nueve dias para darnos tal regalo, dicen que un hombre sufre con su higado devorado por un maligno roc encadenado a un monte para toda la eternidad. Tales sacrificios deberian darnos fe de la importancia que posee el destierro de estos temores. La luz y los nombres destruyen los miedos. Un monstruo con nombre no da miedo. Igual que una rata sobre nuestra mesa de diseccion podemos catalogarlo, observarlo, pasarlo por la maquina analitica de nuestra mente y conjurarlo para siempre. Al mismo tiempo, un monstruo que camina bajo la luz, disminuye su tamaño y su poder, y facilmente es presa de burla y risa, la verdadera culminacion del monstruo humillado.



Y que hay de esos monstruos que no tienen nombre?, que ocurre con esos engendros del oscuro pasado, esas arcaicas bestias atavicas que moran en las sombras?. Que puede hacer el inevitable hombre blanco contra ellas? . No esta la reconciliacion en nuestro animo, oh no...queremos nombrarlos, controlarlos, destruirlos, y cuando no podemos hacerlo, los tememos aun mas, en una tetrica ouroboros de miedo, violencia y tristeza llamada xenofobia. Somos una civilizacion basada en el miedo.


Cuando no tenemos monstruos porque nuestros paladines del orden han jalonado el corazon de la oscuridad, el verde hades preñado de antropofagos, o las oscuras simas lemurias, inventamos nuevos. Creamos monstruos avivando llamas de ira, practicando la eugenesia de los confiados indigenas, cortando con nuestro tiralineas el barbaro Eden a base de fronteras. Y para proteger nuestras fronteras creamos muros infranqueables, primero protegidos por jardines de piedra y metal, por el atono retumbar de la polvora y las rojas flores nacientes del acero. Mas tarde, tras nuestra primera embestida, levantamos una segunda linea hecha de palabras, nombres y leyes, mas indestructible aun si cabe, por ser una torre de babel inalcanzable salvo para unos pocos. De esta torre de marfil, de estos nombres eternos, surge el tercer muro, proporcionado por nuestro Dios de papel, cuya bestia desangra a los barbaros de sus frutos para que podamos derramarlos sin tregua. Y asi, gracias a estos muros, volvemos a tener monstruos frescos, rabiosos y aullantes que justifican nuestra vampirica ansia, y nos permiten seguir drenando la negra sangre del mundo, talar los bronquios del Eden y someter al bestialismo a los barbaros. Somos el Deus ex Machina terrible y cruel de este planeta, un doloroso virus con zapatos.


Ojala lleguemos algun dia a darnos cuenta, como el pobre Neville de Matheson, de donde estan los monstruos de verdad. Podremos mirar tras el velo y ver al Dios de papel, a su terrible cancerbero?, divisaremos a esta terrible Hela que es nuestra civilizacion tal como la ven nuestros lobos a la puerta?. No es probable. No parecemos saber por donde empezar a buscar, y mientras podamos mascar nuestra racion de opio como buenos lotofagos comodamente, tampoco habria de importarnos, cierto?. El terrible filo de la discordia, las treinta monedas, el cancer cainita.....tenemos tan bien aprendida la leccion y somos tan eficientes usando nuestras armas.... no tenian ninguna oportunidad.


Aun y asi, me tacharan sin duda de ser un cinico, pero doy por cierto que la mitad bella de nuestra diosa es mejor que los corruptos idolos falsos que hemos legado a los barbaros. Asi que, hasta que alguien mucho mas valiente que yo desafie al imperio, armado de la brillante llama de la razon, no me queda otra opcion que cerrar filas junto a mis muros, defender mi Niflheim de almas errantes y vallar con ardiente espino mi Axis mundi. Despues de todo, soy un paladin del cancerbero. Un inevitable hombre blanco.

Itaca


El final del camino.


En los mitos antiguos, Odiseo, finalizada la implacable lucha en Troya, decidio poner proa a su isla, dando por acabada su lucha. No pudo ser asi, y su viaje se convirtio en el mayor exponente del mitico "viaje del heroe", como la historia de Beowulf y Grendel, y otras muchas... Uno de los grandes conceptos miticos de la civilizacion occidental. Dicen los poetas que Odiseo habia ofendido al dios del mar, Poseidon, al no pagar su impuesto revolucionario en forma de sacrificios, ofensa muy comun por otra parte entre los dioses olimpicos, y no ajena a ninguno de ellos, como por ejemplo Hera, que castigaba a las mujeres con quien su casquivano y multiforme marido se emparejaba, o bien incuso la justa Palas, que condeno a Aracne a su triste prision de ocho patas.


Odiseo es un gran personaje porque es de los pocos hombres que, desafiando a los dioses, consiguio imponer su voluntad. Paso no pocos padecimientos, perdio grandes compañeros y vio lo que ningun hombre antes habia visto. Inicio su viaje siendo orgulloso, vano y altivo. Al termino del mismo, tras luchar contra dioses y hombres, ciclopes y sirenas, terrores y placeres por igual, Odiseo no era ya el mismo hombre. Su cuerpo y su alma habian cambiado, mutando a algo superior a un hombre. Vencio no por fuerza, sino por astucia, burlando a las moiras, y se convirtio en el arquitecto de su propio destino.


Y sin embargo, que encuentra este triste Odiseo, vencedor de mil batallas, timador de mitos y bravo nagevante cuando arriba a su destino?. Miseria y desolacion en su isla, lobos en su puerta y hienas alrededor de su amor. Tierra quemada. Amargos premios para quien habia consagrado su vida a la justicia y el orden.


Itaca no es ya una hesperida manzana colgando del axis mundi, antes bien se troca en putrefacta broma rebozada de larvas. Es un final, pero un final amargo. El viaje del heroe es, por tanto, no ya la culminacion de una vida, sino la vida misma, no ya el retorno al hogar, sino el hacer del mismo viaje un destino. Y asi como se nos dice que se hace camino al andar, diria que es mas cierto que el camino nos hace a nosotros cuando lo andamos. En la senda de la vida, cada paso forja un prisma nuevo en nuestro caracter, cada escollo superado blinda nuestro corazon, cada fracaso marca con un hito nuestro rostro. Y todo queda reflejado en esos pozos pelagicos, en esas ventanas del alma que portamos en la faz. Una mirada anciana es tan hipnotica como un fuego, o el mar. Tan fascinante como una tormenta o tan eterna como las estrellas. Al trasluz de unos ojos se pueden divisar cielos e infiernos, dimensiones paralelas y tiempos pasados. Es este brillo apagado o fulgurante, vivo y atenuado a un tiempo el que nos da una pista sobre la vida de alguien. Por eso cada vez que hablo con alguien le miro a los ojos.


Que nos dirian los ojos del pobre Odiseo?, de que nos hablarian?, en que extraños cielos perdieron su brillo?. De conclusion es pues, que si uno de los hitos de nuestra civilizacion es el viaje del heroe, la tristeza que jalona esta vida y su triunfo vano es la historia de Occidente, la tierra donde muere el sol. Esta fatalidad impregna toda nuestra sociedad, permea a traves de la filosofia griega, es transmitida por el estado romano, y se sublima en la moral judeo-cristiana, que se autoengaña con paraisos prometidos. Si hubo alguna vez un hombre perdido, triste y cansado, es el occidental de hoy dia. Habiendo ejercido de Zeus y asesinando a Cronos, quedamos sin embargo huerfanos y responsables de nuestro destino. Debemos semejar a los orientales, valientes devotos del espiritu, como una demoniaca suerte de cadaveres vacios, de cascaras espirituales que, por oscura suerte de nigromancia, respiran sienten y piensan. Cuan grande no debe ser su terror al observar como podemos soportar este tremendo vacio de olvido frio y racional. Dicho todo esto, no obstante, tentado estoy de pensar que no hemos asesinado los mitos, sino que los hemos sustituido. Que ya no es el divino Zeus señor todopoderoso, sino que un Dios de papel y metal, con mil caras y millones de adoradores es quien gobierna nuestros destinos y a quien dirigimos nuestras oraciones. Que tampoco tememos ya a la Hidra o al titan, sino que nuestro monstruo, tambien multicefalo, es el perro de presa del Dios de papel, en cuyo nombre mata, mutila, destruye y esclaviza. Que no es Palas ni Apolo el receptor de nuestros sacrificios, sino vanos semidioses de humo y espejos, flores de un dia que no tardan mucho en convertirse en juguetes rotos. Creo que no hemos ganado con el cambio.


Estoy viajando ahora, tras la destruccion de mi particular Troya. Decia Odiseo que contaran que moro entre gigantes, y yo puedo preciarme de lo mismo. Tambien he derrotado a mi propio Polifemo, y he dejado trozos de mi alma clavados en las islas de veleidosas sirenas. Pero el viaje en si es mas que el destino, y en mi Itaca no teje Penelope alguna. Que queda sino el viaje, pues?, aterra pensar mas bien que se acorte el periplo, y que Itaca asome en el occidente donde muere el sol. Es mejor viajar y ver, sentir y soñar, hacer de cada parada un hogar y tomar el resplandeciente brillo de oriente como un faro, antes que vagabundear deprisa, con el precio del barquero cegandonos mientras navegamos por el Leteo, adorando al Dios de papel y a su monstruoso cancerbero. Dicen que lo mas hermoso de esta vida no tiene precio, y estoy de acuerdo, solo tenemos que descubrirlo y negarnos un puesto en la carrera suicida que impone occidente. Trazar curvas en vez de rectas y detenernos a oler las flores. Tiempo invertido en uno mismo no es oro malgastado, sino rosas en el jardin de nuestros recuerdos. Cuando tengamos los muelles de Itaca a la vista, podremos elegir cualquiera de ellas y aspirar su aroma, dulce o amargo, triste o brillante, testigo mudo de que hemos sido fieles a nosotros mismos. Y por que no?, no hay un Saturno vigilando nuestro retorno a su seno, y de haberlo, siendo nosotros su imagen y semejanza, no habria sino de admirar nuestra resolucion. Y, satisfecho, sonreiria.

miércoles, 1 de abril de 2009

Encadenando al lobo


Hace tiempo, lei un libro llamado "Tractat del lobo estepario".

Fue una sugerencia hecha por una mujer con la que comparti mucho, la verdad, a dia de hoy aun no se si trataba de halagarme o zaherirme cuando me lo recomendo.... sus palabras fueron " tienes que leerlo, el protagonista eres practicamente tu..".

Al principio el libro parecia curioso, no seguia una estructura que pudieramos considerar como lineal, se trataba de una serie de manuscritos "No para cualquiera", y asi es, no es nada facil desentrañar los secretos que oculta el libro. A primera vista parece una reflexion sobre la futilidad del consumismo, sobre la amargura que invade un corazon cuando se ve inmerso en la absurda voragine de la sociedad moderna, una critica social, en suma.

Mas tarde, se revelan una serie de matices que hacen esta obra mucho mas que un manifiesto politico, se intuye una profunda reflexion sobre la dualidad del hombre, sobre la dicotomia del alma humana y el duro camino del dominio de los sentidos y los instintos por la educacion. El autor del manuscrito, Harry, adora y abomina a un tiempo la sociedad en la que se ve inmerso, asi como ama y teme la parte feral que encarna su naturaleza animal. El da nombre a esta naturaleza, la llama "El lobo estepario", y define a esta suerte de licantropo como una pasion primigenia, un dolor sordo y visceral, un erizarse de los cabellos de la nuca. Algo mas propio del sistema parasimpatico que de la conciencia elevada. Un monstruo, en suma, pero no necesariamente un monstruo malvado. Y es, de hecho, en esta reflexion, este conflicto entre lo racional y lo natural, donde se hace un magistral desarrollo de las teorias de Hobbes y Rousseau sobre la naturaleza del mal y el bien. A un mismo tiempo defiende los planteamientos de ambos, alabando la libertad salvaje que emana del yo alobunado, y tambien debate incontestablemente a favor de los triunfos de la civilizacion, el arte, la musica, el amor, las relaciones..... Tambien al mismo tiempo denigra el salvajismo atroz de la sinrazon lupina, y la paralizante decadencia del yo civilizado, que agoniza como una mosca en una trampa de aracnida seda.

Y sin embargo, se trata en el plano fisico tan solo de una carrera suicida. De un vagar oscuro de un desdichado cobarde que ansia la muerte como liberacion, y recorre su oscura senda en compañia de otros seres como el, en otros amantes de la muerte, en otros parias esclavos de sus deseos que pisan suavemente en la noche.....

Asi pues, tras leer el libro, no pude por menos de realizar una grave introspeccion..... Era verdad?, soy un alma en pena acaso, insatisfecha con el mundo que me ha tocado vivir?, añoro haber vivido en tiempos mas nobles?, haber dejado surgir mas a menudo a mi parte lobuna?.....

Debo decir que si a la mayoria de las preguntas anteriores. Sin embargo, aunque si fui en tiempos un vagabundo emocional (y quizas aun sigo siendolo), nunca permiti que mi terrible fachada de imperturbabilidad tuviera fisuras, nunca admiti ni aun a mi mismo el dolor de mi perdida. A veces el peso de la losa emocional que portaba como escudo me vencia, y sucumbia al llanto sin remedio ni razon, a veces las pesadillas me tenian en blanco largas noches de inquieto sueño. Pero siempre sali adelante... siempre me enfunde en mi armadura hecha de glacial desprecio, empuñe mis afilados sarcasmos y me cubri con mi petrea mascara de cinismo. Y, por un tiempo, mantuve al mundo a raya, al dolor enterrado, al lobo encadenado.

Aun no se si mi reciente pasion por la vida es resultado de una conformidad con mi yo lobuno, o simplemente una gran alegria por la llegada de mi libertad. No importa. Una noche, tiempo atras, con los oidos aun doloridos por el sonido de la fractura de mi universo, y la cara abrasada por lagrimas de amargo acibar, grite un desafio. Con la voz rota de dolor y rabia, volvi la cara al cielo y grite ,rompiendo el aire.... NO, YO SOY, YO PUEDO, YO NO TENGO MIEDO. Quisiera o no, al dia siguiente iba a romper el alba, lo quisiera o no, mi corazon seguiria latiendo, lo quisiera o no, el aire iba a llenar mis pulmones, y la magnifica bola de barro que es el mundo continuaria girando, inmune a mis llantos, ajena a mi dolor. Dado que se me cerro una puerta, y se me nego un destino, elegi no rendirme...nunca....ante nada....y ante nadie.

Desde entonces me cree una vida, cabalgando sobre una ola de rabia a veces, surcando oceanos de nuevas maravillas y buceando a veces en insondables abismos de pesar. Vivi la aventura que es estar vivo, y no temi a nada..... Decidi ser un Paladin del orden, y que la creacion fuera mi dominio, que el mundo estaba alli para cogerlo, y que la discordia debia abandonar mi presencia. Tan fuerte fue la llama de emocion que embargo mi vida en aquel momento que hubo de durar largos años. Ahora ya no soy el mismo. El fuego se apago tiempo ha. Sin embargo, que nuevo yo ha surgido del igneo crisol?, que nueva cara es esta faz desconocida que me observa inquisitiva?, que ha ocurrido con estas manos, que han sido rotas y retorcidas por el oficio de las armas?, donde quedaron aquellas emociones puras, aquellas esperanzas vanas, aquellos sueños rotos?, quien es este extraño en el que habito?.

He visto la nieve caer en los bosques de la Selva Negra, he tomado champagne en los campos de marte mientras se iluminaba como un mapa estelar la torre eiffel sobre mi cabeza, he paseado por las gradas del coliseo de Roma, casi oliendo la sangre y oyendo los gritos de tantos fantasmas de pasion y dolor, he bebido un cafe que supo a ambrosia, a victoria, en una Plaza de San Marcos barrida por la lluvia, moteada por palomas en desbandada, he amado y me han amado, he luchado y me han herido, he obedecido y comandado, he sido señor y esclavo, he triunfado y perdido mil veces en estos pocos años de agridulce destierro autoimpuesto. Y, al fin, tras tanto vagar, he descubierto que el hogar esta donde esta el corazon, y que si viajo con el mio, cualquier tierra de este mundo me acogera, sus gentes me sonreiran, y seran superados sus desafios. Nunca soñe siquiera ver una breve parte de lo que he visto. Soy libre, y no siento ni sombra de arrepentimiento. Bienvenido, mundo, te saludo, vida, heme aqui.